Retro-análisis: ‘Astro Marine Corps’ de Dinamic para Spectrum (1989)

El juego fue programado por Pablo Ariza, quien posteriormente nos haría llegar juegos como ‘Rescate Atlántida’, de una magnífica factura  

AstroMarineCorpsComo siempre, al Spectrum se le ha tildado de micro-ordenador con pocas posibilidades técnicas, de recursos más bien pobres y de escasa capacidad de proceso. Y a sus detractores, en cierto modo, no les falta razón, aunque esto debería analizarse de una manera más pausada. Nuestra pequeña máquina siempre ha tenido grandes figuras de la programación que han sabido exprimir sus circuitos al máximo, llegando a perpetrar auténticas joyas jugables.

En aquellos días, ya en plena caída de los ordenadores más modestos como Spectrum, Amstrad y MSX, las compañías de software conocían muy bien las máquinas para las que sacaban sus juegos. En Dinamic, que era ya una compañía de renombre dentro de nuestras fronteras, sabían que había que apostar por programas que llegaran al gran público por los ojos, adornándolos con las mejores galas. Y todo empezaba por portadas espectaculares, seguidas de grandes campañas de marketing en revistas y medios de publicidad. Pero toda esta maquinaria no podía ser todo fachada, para ello tenían que proveerse de los mejores programadores y grafistas. Y en eso ha radicado siempre el éxito de esta compañía española, saber rodearse de los mejores freelance para construir los mejores y más competitivos títulos del mercado.

En una época tan convulsa y abierta a tantos cambios -que en ese momento venían de la mano de los ordenadores y consolas de 16 bits- había que apostar a caballo ganador, y todos aquellos que aún creían en su modesta computadora (ya de una generación anterior) debía confiar en lo que las casas de software pudieran proporcionar. El mercado aún tenía fuelle, pero ya se intuía que el cambio de generación se iba a producir (sistemas como Amiga, Atari y el PC ya estaban pujando muy fuerte).

Pero como si se tratara de los irreductibles galos, los sistemas de 8 bits se aferraban aún con fuerza a su antigua gloria, apareciendo programas con un acabado técnico bastante notable, aunque de poca originalidad (salvo excepciones), pero muy atractivos para los ávidos usuarios.

‘Astro Marine Corps’ está dividido en dos cargas, al estilo de las producciones que realizaba Dinamic en aquellos años 80 y que se pusieron tan de moda en España. En el caso que nos ocupa, debemos superar la primera fase, que consta de siete zonas para pasar a la segunda mediante un código de acceso que se nos proporciona al finalizar la anterior. Nuestro objetivo primordial es apoderarnos de la nave de los temidos Deathbringers, delincuentes que se han unido para apoderarse de la galaxia conocida. Más tarde, con la nave en nuestro poder, tenemos que llegar a su planeta para destruirlos definitivamente.

Astro Marine Corps_1

Los escenarios del juego están muy cuidados y el colorido salta a la vista

El desarrollo de este título no es muy distinto de otros videojuegos del estilo, como por ejemplo el clásico ‘Green Beret’ o el más elaborado ‘Savage’. Tienen en común esa inmediatez y unas mecánicas basadas en el disparo rápido, a la vez que debemos estar muy atentos de todo lo que ocurre en pantalla, puesto que los enemigos pueden aparecer en cualquier momento y darnos la sorpresa. También dispone de otras mecánicas habituales en este género, como por ejemplo la recogida de items que nos proporcionan ventajas adicionales a nuestro disparo (triple disparo), escudos para el personaje, bombas, invulnerabilidad, vidas extra, tiempo, etc.

No podíamos olvidarnos de las consabidas plataformas, ya que en este ‘Astro Marine Corps’ se hace un uso continuado de ellas en algunas de las zonas del mapa de juego. Es muy habitual encontrarse lugares provistos de plataformas que, a modo de ascensor, van a posibilitar nuestro acceso a pisos más altos donde encontrar nuevas ayudas para seguir avanzando.

Y qué decir de los enemigos que nos encontramos por el planeta: pues que son de lo más variado. Tenemos en un primer lugar a los esbirros comunes, que son unos monstruos de color verde que veremos pululando por el suelo y que se chocarán contra el protagonista sin dudarlo, restándonos energía. Pero es que la cosa no acaba ahí, porque también saldrán a nuestro paso otras criaturas no menos horrendas y peligrosas: mucho cuidado con aquellas fauces que aparecen desde el suelo para engullirnos, o los “bichejos voladores” que querrán que nos precipitemos al vacío, o bien esas malolientes babosas que se arrastran al igual que un vil gusano por el suelo a fin de que perdamos nuestras tres escasas vidas. El juego tampoco se olvida de grandes moles mecánicas con cabeza y patas de robot cuyas intenciones tampoco son nada buenas, al igual que los seres de cabeza extensible que se asemejan a los extintos dinosaurios. Todos estos seres, monstruos y artilugios robotizados nos sacarán de nuestras casillas en más de una ocasión, pues este título tiene una línea de dificultad un tanto mal medida, resultando realmente difícil (ya conocemos cómo se las gastaban las compañías españolas en este sentido).

Ciertas animaciones de los personajes y escenarios están muy bien resueltas

Ciertas animaciones de los personajes y escenarios están muy bien resueltas

En Creep Soft, o lo que es lo mismo, Pablo Ariza y José A. Martín, llevaron a cabo una gran hazaña para los pequeños “speccys” de 128k: crear un videojuego de scroll horizontal de gran dinamismo, a la vez que en pantalla se representaban grandes gráficos, muy bien animados y provistos de un colorido que haría palidecer a cualquier otro sistema de 8 bits. Mención especial debe hacerse de todos los detalles de los movimientos del personaje principal y los enemigos, así como de los distintos disparos (triples impactos; lanzallamas) y las explosiones de los mismos.

‘Astro Marine Corps’ es uno de los grandes títulos arcade para Spectrum, por muchos motivos. El primero de todos es que consiguió trasladar toda la acción de las máquinas recreativas a un humilde ordenador, permitiendo poner en pantalla un scroll suave y rápido, además de mover todos los personajes con una gran soltura. No olvidemos que los sprites de cada uno de ellos son enormes, incluido el del personaje principal, nuestro marine enviado a una misión suicida dentro del planeta Dendar.

El juego nos deleita con unos maravillosos efectos de sonido y una música que nos acompaña durante la duración del mismo. Hay que destacar también la música de presentación, pues no tiene desperdicio alguno, metiéndonos rápido en situación. Como aliciente, es reseñable el minijuego, que al igual que sucede en ‘Rescate Atlántida’ (también de Pablo Ariza), se desarrolla en la carga del programa. De esta manera no nos aburriremos antes de empezar. Gran detalle para un videojuego del que no se habla muy a menudo, pero que supuso un gran salto de calidad en los arcades creados para el ZX Spectrum.

Puntuación: 8

2 pensamientos en “Retro-análisis: ‘Astro Marine Corps’ de Dinamic para Spectrum (1989)

  1. En relación al primer párrafo del texto, y por mucho que nos empeñemos en no querer verlo, la realidad es que el Spectrum era… pues lo que era. otra cosa es que su popularidad indujese a muchos a querer aprender a programarlo, y eso llevase a algunos a querer exprimirlo más allá de límites inimaginables.

    Lo que nos lleva al juego que nos ocupa. Este fue uno de los últimos que tuve antes de pasarme al Commodore Amiga y hay que reconocer que técnicamente es prodigioso, aunque hay quienes dicen que Rescate Atlántida está aún mejor hecho. Casi no parece un juego de Spectrum, y de haberse publicado un año o año y medio antes habría sido una verdadera bomba.. Por cierto, también existe una versión para el modelo de 48 Kb, dividida en dos cargas pero por lo demás idéntica, sonido aparte.

    Un saludo y enhorabuena por el artículo, que está bastante bien.

    • Muchas gracias Leo por dar tu opinión acerca del análisis de AMC.

      La verdad es que nuestra querida máquina siempre ha sido bastante limitada. ¡Demasiados buenos programas se crearon con tan humildes mimbres! Jeje.

      Por otro lado, también es verdad que en su vertiente técnica y jugable ‘Rescate Atlántida’ es mucho más completo, pero en el caso que nos ocupa, AMC, se trata de un arcade de acción horizontal que no está nada mal para lo que podía hacerse con un Spectrum.

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *