Microsoft compra ZeniMax Media y revienta por los aires a prensa y youtubers españoles

La empresa de Redmond juega una de sus cartas más astutas al comprar una de las compañías más importantes en el mundo del videojuego

Microsoft - BethesdaCon este sabio movimiento, Phil Spencer, jefe de la sección Xbox en la todopoderosa Microsoft se posiciona ante marcas como Sony y su nueva PlayStation 5. Esta hábil estrategia hace que ZeniMax Media, dueña de compañías como Bethesda, id Software, MachineGames, Arkane, Tango Gameworks, Alpha Dog y Roundhouse Studios, pase a formar parte del ecosistema de estudios que ya pertenecen a Microsoft (con esta adquisición la lista suma ya 22 estudios propios). Con ello, todos los videojuegos y sagas, algunas tan importantes como DOOM, Quake, Wolfenstein, Fallout, Rage, The Elder Scrolls o The Evil Within, entre otras franquicias y próximos títulos, se unen a un conglomerado de éxitos que pasarán a formar parte de su Game Pass, tanto para sus consolas Xbox Series X como para PC.

Como es obvio, lo que a nosotros nos interesa en esta web es la plataforma PC y, como podéis ver, todas esas franquicias que os acabamos de enumerar están presentes para nuestros ordenadores, por lo que el futuro pinta muy bien a la hora de acceder también a Game Pass y conseguir juegos a un gran precio, con los títulos de cada marca desde el primer día y todos disponibles en un lugar.

Los medios de toda España han reaccionado rápidamente a esta noticia de proporciones gigantescas, así es que para conocer de primera mano todas las opiniones os traemos una buena retahíla de vídeos tras el salto. Pertenecen a las revistas digitales más afamadas del país, donde desgranan sus puntos de vista y reacciones a esta sorpresa que, en un principio, nadie se esperaba.

Por supuesto, también hemos incluido algunos canales de YouTubers influyentes del mundillo del videojuego, los cuales siempre tienen cosas interesantes y sabias que decir. Pulsad en seguir leyendo y podréis ver la lista de vídeos:

Sigue leyendo

Netflix estrena este mes la serie documental ‘High Score’ sobre videojuegos clásicos

A partir del 19 de agosto, Netflix traerá a los abonados de su servicio en streaming seis capítulos que harán las delicias de los aficionados a los videojuegos clásicos

High ScoreAbarcar la historia de los videojuegos desde sus inicios no es tarea fácil, requiere de una ardua tarea de documentación, dado el volumen de títulos que han aparecido en el mercado desde hace medio siglo.

En el documental que estrena Netflix el próximo 19 de agosto, se hablará de cómo surgió la industria de los videojuegos, las primeras recreativas, las generaciones de consolas y microordenadores que comenzaron a inundar los hogares de medio mundo.

‘High Score’ contará con un anfitrión muy especial, y es que la persona que realizará las presentaciones y narraciones del documental será Charles Martinet, la voz que da vida a Super Mario en su versión en inglés. También se observa en el primer tráiler de presentación, que veréis más abajo, algunas de las personalidades más interesantes del medio, como Nolan Bushnell, fundador de la mítica Atari. Además, podremos ver otras figuras importantes, como los desarrolladores nipones de Sega y Nintendo, compañías que ejercieron una dura pugna en este mercado tan competitivo.

Esta nueva apuesta de Netflix traerá consigo muchas historias sobre creadores, visionarios tecnológicos, mascotas, máquinas sorprendentes y videojuegos que poblaron la imaginación de millones de jugadores de todo el globo terráqueo. Todo ello lo veremos en seis capítulos que darán buena cuenta de una industria que, a día de hoy, ha superado todos los récords de venta, posicionándose por delante de la industria de la música y el cine.

A continuación podéis ver el tráiler de presentación de esta serie documental:

La Biblioteca Nacional de España incluye en su catálogo a los videojuegos estatales

Los videojuegos españoles son considerados a partir de ahora patrimonio cultural inmaterial y pasarán a ser tratados como los libros

Juegos Españoles

La institución pública comenzará a recabar fondos de catálogo de videojuegos para preservarlos y guardar su legado. Esta labor no será única y exclusiva tarea de la Biblioteca Nacional de España, si no que aportarán su esfuerzo colaborativo otras entidades como la AEVI (Asociación Española de Videojuegos), la AUIC (Asociación de Usuarios de Informática Clásica) y la DEV (Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento). A su vez, el Ministerio de Cultura coordina la Mesa del Videojuego (recordemos que el videojuego fue oficialmente considerado cultura en marzo del año 2009 por el gobierno de España).

Según la información recabada desde la propia BNE, la ayuda de las principales asociaciones dedicadas al videojuego será esencial, ya que las bases de datos con las que cuentan podrán ser usadas para poder identificar los títulos que, o ya tiene la propia Biblioteca o bien pueden ir incorporándose al catálogo desde ahora. Así mismo, podrán ser donados por estas entidades cualquier videojuego del que no disponga la BNE actualmente. A su vez, todas aquellas compañías desarrolladoras de videojuegos que no hayan tenido la oportunidad hasta el momento de depositar sus videojuegos en el fondo de la BNE, podrán hacerlo desde ahora, quedando así incluidos mediante Depósito Legal en la entidad bibliotecaria. Y para concretar aún más el acuerdo adquirido con las asociaciones, también se aceptará equipamiento que permita la reproducción de videojuegos actuales y pasados.

También se ha llegado a un acuerdo entre BNE y entidades del sector para colaborar en la preservación y en el acceso a largo plazo de los videojuegos, así como colaborar en la divulgación de los aspectos culturales y educativos que rodean a la industria del videojuego.

No hay que olvidar que esta industria es la que mayor perspectiva de crecimiento tiene en nuestro país. El 40 por ciento de la población española juega a videojuegos y dedica una media semanal de 6,5 horas a jugar a videojuegos. Estos buenos datos han propiciado, desde hace unos años, que a día de hoy haya en España 455 empresas que se dedican al desarrollo y la producción de videojuegos. 

En 2018 la facturación de la industria de los videojuegos en España superó los 1500 millones de euros, lo que supuso un 23 por ciento más con respecto a 2017, según se desprende del último anuario de AEVI. La industria del ocio electrónico supone el doble que la del cine y diez veces la industria de la música grabada. Viendo estos datos, podemos decir sin equivocarnos que el videojuego se ha instalado como fenómeno cultural en nuestras vidas y que ya es imparable su uso entre jóvenes y adultos, y entre hombres y mujeres.

Gracias al anuncio de la BNE, los videojuegos serán considerados a partir de ahora patrimonio cultural inmaterial, y podrán ser tratados como cualquier otro importante elemento de la cultura, equiparándose de esta manera a la literatura, uno de los mayores bienes que posee el ser humano.