Opinión: ¿Por qué se sigue demonizando a los videojuegos?

Videojuegos malditos

Varios son los artículos que a lo largo de los últimos años han puesto en la picota a los videojuegos. Esto de ponerlos entre las cuerdas ya parece un ejercicio de linchamiento que muchas veces no tiene ni pies ni cabeza. Con el solo hecho de hablar sobre ellos, parece que a algunos les diera urticaria. Y esto sucede, en gran parte, por el profundo desconocimiento que existe sobre ellos. Normalmente quienes más los critican son aquellos que, o bien no los han jugado nunca o han pasado de puntillas y no conocen bien su razón de existir.

El siguiente artículo de opinión que vais a leer ha sido rescatado de un extenso comentario que lancé hace casi un año en las redes sociales, concretamente en Facebook, harto de que se demonizara a los videojuegos y se les tratase como un entretenimiento de segunda o se criticara a los mismos solo por el hecho de serlo. Venía a colación de una noticia sobre un estudio que afirmaba que los niños que juegan a videojuegos tienen menos riesgo de depresión que aquellos que no lo hacen. El artículo apareció en la revista digital Infosalus, y venía a explicar los mecanismos que consiguen que un chaval de 11 años pueda sortear la depresión gracias a su uso.

Recientemente, desde El País, y bajo las palabras de un neuropsicólogo, se afirmaba que un niño con 6 años al tener consola perderá las ganas de dibujar. Y es aquí donde entra la disertación que hace ya largos meses me vino a la cabeza y que saco hoy a colación. Os lo explico todo aquí debajo.

Sigue leyendo

Opinión: ‘Paradise Lost’ – PolyAmorous Games/All in! Games (2021)

En esta ocasión no traigo un análisis, sino que abordo algunas de las críticas que se han hecho del videojuego de PolyAmorous Games, defendiendo, desde mi posición, sus valores de producción

Paradise LostLos denominados walking simulator son ya una realidad en el mundo de los videojuegos. Desde hace más de una década nos están visitando en nuestros ordenadores de manera asidua. Es un género que entró tímidamente y que, aunque no tiene una acogida masiva, ya comienza a considerarse como uno más. Ya tiene sus adeptos y ya ha venido para quedarse, ya que los videojuegos con base narrativa era algo que muchos estábamos reclamando desde hace muchos años.

Títulos como Dear Esther, Gone Home, Firewatch o What Remains of Edith Finch son algunos de sus máximos exponentes, y han supuesto la base en la que asentar todos estos universos narrativos. En la mayoría de casos solo tendremos que andar y observar, pero en otros también hay algo de interacción, aunque sea mínima.

Este género de videojuegos se caracteriza por apoyarse mucho en los entornos que recrean sus historias. Son imprescindibles, ya que es ahí donde recae todo el peso de su narrativa. El aspecto gráfico es fundamental, puesto que la jugabilidad es muy escasa al no basarse en las mecánicas tradicionales de los videojuegos de siempre. Su dinámica se basa en un concepto completamente diferente: en ellos prima la calma, poder examinar los objetos, la lectura de libros, notas y escritos en la pared…Todo está hecho para embaucar los sentidos de la persona que está jugando.

Sigue leyendo

Opinión: Cyberpunk 2077 y su desastre en consolas

Cyberpunk2077_1No me considero un talibán de los que demonizan una plataforma tan solo por ser lo contrario a su preferida. No suelo ser ese tipo de persona que defiende a capa y espada lo suyo porque es lo mejor, sin atender a razones objetivas; y desde luego opino que los títulos que sacan los estudios de desarrollo lo hacen con la mejor de las intenciones y pensando en que su criatura llegará con unos estándares mínimos de calidad y en las mejores condiciones.

Llevo siendo usuario de videojuegos, sin exagerar, unos 35 años, exactamente los que lleva la revista Micromanía en el mercado, la que a día de hoy es la publicación más longeva en este negocio en Europa. Creo que, después de haber visto de todo, y haber sido jugador en varias plataformas diferentes, incluidas las de 8 bits, estoy en condiciones de dar mi humilde opinión acerca de todo lo que está aconteciendo en estos días con el videojuego de CD Projekt.

Llevamos esperando Cyberpunk 2077 desde octubre de 2012, un videojuego perpetrado por una casi desconocida (para el gran público) CD Projekt Red en aquella época, aun cuando la compañía ya tenía sus dos primeros títulos de la saga The Witcher pululando por las tiendas. Años antes, cuando los polacos eran menos conocidos todavía, ya habían puesto en circulación títulos de la saga Baldur´s Gate, muy valorados entre la concurrencia de PC adictos.

Ya a finales de los años 2000, la compañía polaca se animó con la distribución digital y fundó Good Old Games (GOG), una plataforma muy extendida hoy en día entre los usuarios de PC, que vende videojuegos exclusivamente para compatibles. Comenzó vendiendo clásicos y ha terminado incluyendo videojuegos actuales, además de su propia saga The Witcher y el último en discordia: Cyberpunk 2077.

Sigue leyendo