Retro-análisis: ‘Chase H.Q.’ de Ocean para ZX Spectrum (1989)

Chase HQ - Spectrum

El Spectrum tuvo muchas joyas en su época comercial, y eso sucedió con videojuegos de muy variada índole. Títulos de plataformas, arcade, puzles, deportivos, videoaventuras o aventuras conversacionales. Entre todos ellos, había un género que, aunque tenía muy buenos ejemplos en su catálogo, aun debía demostrar todo lo que podía dar de sí.

Títulos como ‘Enduro Racer’, ‘Pole Position’, ‘Wec Le Mans’ o ‘Paris-Dakar’ estaban entre los abanderados de toda una enorme lista de juegos de carreras, pero aunque eran buenos representantes del género, todavía no había llegado el videojuego definitivo que eclipsara a todos los demás. Y el momento llegó con ‘Chase H.Q’.

Esta conversión de Taito, llevada a cabo por Ocean en Spectrum, pulverizó todas las expectativas. En su desembarco a las tiendas no muchas personas lo conocían, pues venía de una máquina recreativa que no se había prodigado en exceso por tierras hispanas.

Chase H.Q.

Portada original del videojuego para 8 bits

Rápidamente, gracias a las revistas del sector, y sobre todo a nuestra querida Microhobby, los jugadores nos pudimos poner al día y conocer al que se convertiría por méritos propios en el estandarte de los arcades de carreras en Spectrum.

Ocean solía imprimir una calidad inusitada en sus creaciones, pero con ‘Chase H.Q.’ la cosa fue a mayores. El videojuego aportaba buena técnica en la programación por sus cuatro costados y derrochaba calidad por doquier. Empezando por su banda sonora y melodía, pasando por su movimiento e increíble sensación de velocidad y terminando por su estilo gráfico tan cuidado.

El secreto de todo este despliegue de medios estaba en sus programadores, que no fueron otros más que unos genios del píxel como John O´Brien, Bill Harbison y Jonathan Dunn, tres desarrolladores que dieron vida a una de las mejores conversiones de todos los tiempos para el ordenador de Sinclair.

Chase_briefing

La información que nos proporciona Nancy desde el «cuartel general» siempre es bienvenida.

En ‘Chase H.Q.’ tomamos el papel de dos agentes de policía que conducen un flamante Porsche 928 Turbo para perseguir a los delincuentes y cazarlos antes de que sea demasiado tarde. Desde el cuartel general seguimos las instrucciones de Nancy, quien proporciona todos los datos de los criminales y aporta toda la información relativa a los caminos que hemos de recorrer para atrapar a los malos. Sus indicaciones serán primordiales para tomar buenos atajos o para conocer los detalles de nuestros perseguidos.

El juego sigue una premisa muy básica, y es que para atrapar a los delincuentes es necesario que tengamos que golpearles con nuestro coche para sacarles de la carretera. Este particular modus operandi se convierte en la única manera de hacernos con su control y hacer que desistan de sus fechorías. Una vez que nuestra sirena se ponga a sonar, será el momento para atraparlos y tendremos 60 segundos para acercarnos a ellos. En el momento en el que los interceptemos es cuándo comenzará otra cuenta atrás de 60 segundos para embestirlos y acabar con sus tropelías.

La dificultad de todo esto estriba en que tenemos que tener una gran habilidad para no chocar con los demás coches de la carretera, ya que si lo hacemos perderemos un valioso tiempo y no lograremos alcanzar nuestro objetivo, que son los maleantes que conducen unos verdaderos bólidos que alcanzan velocidades de vértigo. Para compensar esa diferencia, el videojuego nos regala 3 impulsos de Turbo, los cuales, bien usados, nos pueden dar ventaja con respecto a los enemigos. Es muy recomendable dejar alguno en la recámara y usarlo cuando queramos embestirlos en el momento clave.

Chase_salto

Las increíbles persecuciones a veces nos parecerán de película hollywoodiense.

El momento verdaderamente emocionante es cuando interceptamos a nuestro objetivo. Desde ese instante comenzamos un verdadero desafío en el que nuestros cinco sentidos tienen que estar alerta para solventar todos los inconvenientes que aparezcan encima del asfalto. Cualquier obstáculo se multiplica por tres en el momento de dar caza al coche localizado que debemos perseguir, por lo que hay que afinar la destreza al volante. De lo contrario los maleantes se escaparán y no pasaremos de fase.

Hay que tener en cuenta que, según vayamos avanzando, la dificultad irá en aumento y el juego exigirá cada vez más de nuestra astucia y reflejos. ‘Chase H.Q.’ tiene una curva de aprendizaje muy bien medida, pero nos hará sudar tinta según vayamos superando niveles. En total serán 5 fases en las que nos veremos las caras con chusma de todo pelaje, y cada cual con mejores coches que nos harán las cosas muy difíciles.

Mucho cuidado habrá que tener también ante las intersecciones que nos vayan indicando por radio y que veremos en pantalla mediante flechas parpadeantes. Si no elegimos bien el camino, el kilometraje será mayor y el objetivo se alejará con mayor rapidez.

Chase_helicoptero

Nuestros recursos policiales serán de toda índole, incluso recibiremos ayuda desde un helicóptero.

La verdad es que ‘Chase H.Q.’ es una conversión de Taito que salió redonda para nuestros Spectrums. Todo en este videojuego rezuma calidad. Si nos fijamos en el movimiento del coche, todo responde a la perfección, resultando una conducción muy efectiva y suave, donde no hará falta que insistamos demasiado en la trayectoria para que nuestro Porsche responda a la orden del teclado o el joystick a las mil maravillas.

Por otro lado, los gráficos están muy conseguidos, y salvando las diferencias con respecto a la máquina original de Taito, cumplen su cometido de manera excepcional. Si es que está incluido hasta el detalle de los derrapes del coche policial, donde podemos ver la polvareda que se forma al realizar cualquier movimiento brusco.

Como no cabría esperar de otra manera, el diseño de los paisajes, los demás vehículos y el asfalto dejan también escenas dignas de enmarcar. Todo está en su sitio y contribuye muy bien a la sensación de inmersión que tiene este arcade de carreras.

Chase_derrape

Técnicamente, ‘Chase H.Q.’ es todo un portento en máquinas tan limitadas como el ZX Spectrum.

Y si el conjunto gráfico es todo un acierto, no menos lo es esa sensación de velocidad que se alcanza en determinados momentos, cuando en plena persecución estamos poniendo todo el empeño en dar caza al coche interceptado. Entre el ruido de la sirena, el turbo que usamos para alcanzarlos y los demás coches que sobrepasamos, la atmósfera lo tiene todo para envolvernos en el frenetismo de las persecuciones. Hay ocasiones en las que en pleno turbo el coche se eleva debido a algún resalte; esa sensación de volar es sublime…

Por si todo esto fuera poco, el sonido tampoco se queda atrás. De primeras, la banda sonora del juego nos sorprende con una melodía en 128k (en el caso de que esta sea la versión cargada) que nos pone en situación y nos brinda muy buenas vibraciones. Ya al empezar, oiremos unas voces digitalizadas que nos invitan a poner en marcha el motor y quemar neumáticos como locos. Si es que hasta el detalle del cambio de sonido al entrar en los túneles se ha tenido en cuenta. 

Chase_detenidos

La adrenalina que se libera en plena detención contribuye a crear más adicción.

Como vemos, es un programa que está plagado de sorpresas y buenas intenciones. Su buena factura avala un título que sorprendió en el momento de su salida y lo sigue haciendo a día de hoy. Pocos juegos de carreras han aportado tanto al Spectrum como este de Ocean.

Solo resta recomendar encarecidamente que todo aquel que no haya probado nunca este ‘Chase H.Q.’ lo juegue y se empape del espíritu de la carretera, y que al mismo tiempo sienta el poder de los coches de gran cilindrada. Sin lugar a dudas, este título tiene el poder de enganchar y hacerte creer que eres un agente de la ley y la justicia. En este caso al volante de un Porsche 928, que no es poco.

Puntuación: 9,6

Autor: Sebastián Tito Rodríguez

1 comentario en “Retro-análisis: ‘Chase H.Q.’ de Ocean para ZX Spectrum (1989)

  1. Pingback: El Mundo del Spectrum Podcast 10x01 - Coliseo DigitalColiseo Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.